El éxito de todo sistema de gestión reside en la capacidad ser cada día más productivo para la empresa. Debido a esto,  el consultor o asesor de la empresa tiene un rol fundamental en la sostenibilidad de la certificación. Siendo esta elección un gran compromiso empresarial, ¿Qué debo de buscar en un consultor?


Investigue: ¿Con cuáles empresas ha trabajado o está trabajando el asesor? ¿Cuánto tiempo lleva en el mercado? ¿Qué dicen sus clientes? ¿Las empresas aprueban la certificación/re-certificación luego de la implementación?

  • Experiencia y conocimiento sobre sistemas de gestión: el corazón de casi todas las certificaciones del mercado reside en el manejo de un sistema de gestión basado en el ciclo de Deming (PHVA), esto significa que el asesor debe de ser capaz de transmitir a la empresa las técnicas de mejora continua que pide la norma. Verifique la metodología utilizada por el asesor antes de contratarlo y cerciórese de que este genere habilidades de seguimiento y medición del sistema de gestión a los empleados que trabajen directamente con el.
  • Experiencia en el sector: podemos encontrar buenos asesores, con alto conocimiento de manejo de un sistema de gestión, de mejoría continua, pero sin experiencia en el sector de la cadena logística al que la empresa se dedica. Si su sector requiere conocimiento técnico (ejemplo: transporte aéreo) es importante que el asesor conozca los riesgos asociados con profundidad para la implementación de un buen sistema de gestión en control y seguridad.
  • Experiencia y Habilidades: no solo la experiencia cuenta, también las habilidades personales deben de ser consideradas a la hora de elegir a un asesor (recuerde que trabajará con él por un tiempo considerable). Algunas habilidades deben incluir el buen trato con usted (su cliente), capacidad para diagnosticar problemas (y proponer soluciones), manejo de conflictos, planificación, buenas habilidades de comunicación y generar confianza a sus empleados.
  • Consideraciones: esta persona debe poder enseñarle a crear y/o modificar procedimientos, crear indicadores de gestión basados en objetivos que apoyen la estrategia de la empresa, manejar acciones correctivas y preventivas y a detectar áreas a mejorar.

Aunque el primer consultor que entreviste le guste, siempre es bueno que analice la oferta de otros para tener la certeza de que se eligió al que más se ajusta a sus necesidades como empresa. En el caso de un asesor para implementar BASC, puede pedir el listado al Capítulo BASC o verificar la sección de auditores internacionales.