Al momento de elegir cuál certificación es la mejor para la empresa, muchas personas se preguntan por qué existen tantas normativas y cuál es la diferencia entre cada una. Existen muchos sistemas de gestión, la diferencia entra en el enfoque de cada uno y cuál  la empresa entienda que es el más conveniente para ella.

Existen normativas enfocadas a la seguridad industrial (protección de la vida humana), calidad del producto, seguridad del comercio (protección de la propiedad de la empresa), seguridad de la información, medio ambiente, etc. Este artículo ayudará a aclarar las diferencias entre los sistemas BASC e ISO 9001:2008.

Toda certificación significa mejorar, ISO 9000 nace en el 1987 y su objetivo en esa época no difiere mucho de la visión al día de hoy: mejorar la calidad del producto y la satisfacción del cliente mediante la estandarización de procesos. Imagínese una empresa con 200 sucursales que cada quien haga las cosas de forma diferente, sin procedimientos que digan cómo hacer las cosas. Podríamos decir sin lugar a equivocación que el producto en una sucursal será diferente en otra aunque tenga el mismo nombre.

BASC nace en el 1996 por una problemática que es también aplicable perfectamente a nuestra situación, nace en base a la idea de un ejecutivo de la empresa Mattel que estaba siendo víctima del narcotráfico. Imagínese en una época en donde casi nadie tenía dispositivos de seguridad instalados, solo confiábamos en el vigilante. ¿Cómo podía la empresa evidenciar que no estaba involucrada en actividades ilícitas? Es aquí donde se pensó seriamente en qué cosas puede hacer el empresario privado para protegerse en contra de estos robos, contrabando, narcotráfico, etc.

La diferencia más marcada es el enfoque de cada norma, ISO 9001:2008 se enfoca en que el cliente reciba un producto de calidad y BASC se preocupa de que ese producto llegue íntegro (sin faltantes ni sobrantes, sobre todo sin esas dolorosas multas por contaminación).

Como todo sistema de gestión tiene los mismos principios, estos dos sistemas se pueden integrar fácilmente ya que te piden en esencia que lleves una gestión de mejora dentro de la empresa (planear, hacer, verificar y actuar) mediante medición, auditorías internas, acciones correctivas, revisión gerencial, etc.

ISO 9001:2008 es aplicable a todas las empresas mientras que BASC tiene una norma general y un estándar específico dependiendo del tipo de empresa. Cualquier empresa puede certificarse ISO 9001:2008 mientras que BASC es aplicable a las empresas que forman parte de la cadena del comercio o les suplen un servicio clave (importadores, exportadores, puertos, navieras, agentes aduanales, etc.).

También difieren en la forma en que ambos entes auditan: ISO tiene un ciclo de auditoría que se renueva cada tres años (3 días el primer año,  2 días en el segundo y 1 día en el tercero), BASC hace auditorías de certificación/re-certificación anuales que generalmente duran un día. De esta misma forma, puedes preparar para la certificación ISO a varias sucursales y seleccionarán varias de estas para auditar, BASC audita a todas las sucursales en el alcance del certificado.

El costo genera también diferencias marcadas, ISO y sus entes acreditadores son empresas privadas, BASC es una empresa sin fines de lucro. En este último, la empresa paga como máximo US$3,000 dólares anuales por auditoría y cuota anual y el costo en ISO puede ser entre 4 a 10 veces más.

En un ambiente en donde las competencias y la diferenciación son cada día más relevante, será importante estar certificado bajo alguna normativa de calidad, seguridad, medio ambiente, u otro sistema de gestión. Cada sistema le hace un aporte en mejora de calidad, ahorro de costos, prevención de incidentes y mejoría de la imagen a la empresa, es recomendable que si no está certificado comience a contemplar esta decisión para un futuro cercano o agregar una certificación más a su empresa.