Desde que tengo uso de razón, soy una apasionada del ofertar un Servicio de Excelencia y la implementación de una Cultura de Servicios integral, ha sido definitivamente por elección una intrínseca forma de vida. Por más de 10 años, también lo soy del Sistema de Gestión, Control y Seguridad BASC.

Tengo momentos que debo recordarme que no todo el mundo “vive” en el denominado mundo de seguridad y que el mismo, por ese motivo debo explicarlo con frecuencia, no es una razón para olvidarnos de los que hacen la razón de existir de nuestras organizaciones: los Clientes!!!.

Los extranjeros consideran a los dominicanos como sumamente serviciales. Le preguntas a un dominicano por la dirección de una empresa y obtienes de gratis:

Que te lleven a la misma, que te indiquen como tratan a su gente, que tipo de productos o servicios ofertan, y de paso, que si es verano hacen limonada con unas hojitas de mentas para brindar.

Al tener una cultura de esa magnitud, permitimos que en nuestras empresas ingresen libremente las personas sin tomar en consideración una mínima comprobación de seguridad a las áreas de cargas, de almacén, de producción, no evaluamos a nuestros asociados de negocios o colaboradores críticos, dejamos nuestras terminales encendidas y con las secciones de trabajo, contraseñas, activas o nuestra área de servidores a vista y sin protección. Después de todo, esto es la empresa y aquí nada malo puede pasar… Les resultan conocidas esas palabras?.

Nos puede pasar lo opuesto, que por un exceso de rigidez al implementar el mismo, no realicemos nuestro trabajo con la calidad de atención al servicio que cada cliente, interno y externo, espera y merece. Eso debemos evitarlo siempre, ya que el Cliente espera sentirse seguro y bien atendido en el entorno que es la empresa. Una Cultura de Seguridad dentro de una empresa representa en este sentido, el balance perfecto entre el cumplimiento de las medidas de seguridad implementadas y la empatía que espera recibir nuestro cliente a la hora de ofrecer el servicio.

Cada uno de los colaboradores es un embajador de la mejor atención al detalle que debamos otorgar. En un mundo perfecto, es cada uno de ellos un empoderado de nuestra Cultura de Servicios así como del Sistema de Gestión, Control y Seguridad.

En la medida en que los lideres, nuestros colaboradores, asociados de negocios y clientes siguen obteniendo información de la importancia de implementar y cuidar ese estándar y esa norma, que un Sistema de Gestión, Control y Seguridad se vive y evalúa diariamente con el cumplimiento de procesos claros además de que se refuerza con nuestras acciones, construimos un Sistema que se auto gestiona con calidad de manera integral.

Tenemos empresas que cuidan la seguridad de su gestión y la permanencia de clientes altamente satisfechos. Ese debe ser nuestro norte siempre.

Recuerda, Tú eres el responsable de las acciones que emprendes, y por ende, de los resultados que obtienes. Seguridad y Servicios Somos Todos.

Por Nellys Sánchez
Auditora Interna del SGCS BASC/OEA